Hay que mantenerlos ocupados…

Hace tiempo que no escribo nada. La principal razón es la que expliqué en el artículo Humdrum. Agosto es un mes de lo más rutinario, hay poco que contar, e incluso me da pereza sentarme delante del ordenador para escribir. Aunque todavía tengo pendiente escribir un artículo más completo sobre Chispo (sí, ya se me pasó el bajón hace tiempo).

Pero bueno, voy a contar algo, que si no va a parecer que he abandonado el blog 🙂 Ahora en Agosto estoy impartiendo una asignatura de C/C++ en la Universidad de Chicago. Por razones históricas, la asignatura se llama Introduction to Computer Science-2 y su código es CMSC 15200 (muy importante, aquí las asignaturas a veces son más conocidas por su código que por su nombre). Más detalles sobre mi asignatura aquí. El temario es muy parecido al de Laboratorio de Informática I (“Laboratorio”) y Tecnología de la Programación (“TP”) de ESIDE. Teniendo en cuenta que el año pasado impartí Laboratorio y dirigí proyectos de TP (y estuve en varios tribunales de TP), pues dar el mismo temario debería ser pan comido.

Pues no. Dar clase en los EEUU es muy distinto a dar clase en España. Y no es por el idioma, ojo, que eso es lo de menos. A saber, las principales diferencias:

  • Grupos más pequeños: Aquí los grupos son normalmente de unas 20 personas y, en verano, son aun más reducidos. De hecho, tengo 5 alumnos en mi asignatura. Esto, evidentemente, no es algo malo… todo lo contrario, hace que la comunicación con los alumnos sea mucho más fluida.
  • Homework: En los cinco años de la carrera de Informática nunca (que yo recuerde) nos mandaron deberes en una asignatura. Evidentemente, había asignaturas que tenían “prácticas” que tenían (como mucho) cinco o seis entregas en todo el cuatrimestre. Pero que el profesor “de teoría” te mandase deberes era algo impensable. Como si no se fiase de ti y quisiera asegurarse de que llevabas la asignatura al día. Aquí, en cambio, a nivel universitario los deberes (el “homework”) son el pan nuestro de cada día. Mis alumnos siempre tienen algun homework que hacer. Y eso que estoy siendo “suave” (en comparación con otros profesores de la Universidad de Chicago). Tenemos clase los lunes, miercoles, y viernes, y los alumnos tienen un “homework breve” que reciben el miercoles y tienen que entregar el viernes, y un “homework largo” que reciben el viernes y tienen que entregar el miercoles. Os recuerdo que en la asignatura de Algoritmos recibía homework todos los días. Además, cada día, nos daban una combinación de homework breve y largo, con lo cual era imposible saber a priori cual iba a ser tu carga de trabajo durante una semana concreta (aunque en general siempre estabas jodidisimo 😛 ) Yo estoy siendo “suave” porque les estoy concediendo el “beneficio” de saber a priori cual será su carga de trabajo cada día para que puedan planificarse mejor y compaginar el trabajo con otras asignaturas. Vamos, para que veais como se las gastan por aquí.
  • Lab sessions: El equivalente a las “prácticas” españolas son los “lab sessions”. Yo recuerdo que en 1º de carrera si que teníamos que entregar las prácticas de programación, pero a partir de 2º nada de eso (de hecho, en Laboratorio de Informática I las prácticas eran simplemente presenciales… ibas al centro de cálculo, se daba una clase a pie de máquina, y si querías hacías unos ejercicios y si no, pues no pasa ná). Aquí, en cambio, nos juntamos dos horas (seguidas) a la semana en el centro de cálculo para que los alumnos hagan ejercicios, que deberán entregar al final de las dos horas para que se los corrija. Vamos, como el homework pero con cronómetro…
  • ¿Un parcial? ¡Sí, por favor!: Cuando elaboré la planificación de la asignatura, yo unicamente contemplaba que los homeworks, los lab sessions, y un exámen final comformasen la nota de la asignatura. Cuando presenté mi planificación para que la revisasen, me dijeron “Uy, ¿no incluyes un parcial (“midterm”)? Ya verás como te lo piden…”. Mi reacción inicial fue “¡Anda ya! ¿Qué estudiante en su sano juicio va a pedir hacer un parcial sin que el profesor lo requiera?”. Pero bueno, yo por si acaso dije el primer día que si se apuntaba gente, yo no tenía inconveniente en preparar un parcial para quien quisiera hacerlo. Al cabo de dos semanas, y sin volver a mencionar de nuevo lo del parcial, uno de los alumnos me viene después de clase y me dice “Oye, el primer día dijiste que podíamos hacer un parcial… ¿Cuando podemos apuntarnos?”. Alucina, vecina… Al final se me apuntaron todos los alumnos. Todos mis alumnos querían hacer un parcial en medio de Agosto. En España, inconcebible…
  • And the grade is…: Una ventaja de este sistema (para el alumno) es que no se juega todo en un examen final. En Laboratorio de Informática I, los porcentajes de la nota eran muy sencillos… Examen Final: 100%, el resto: 0%. Aquí, en cambio, es… Homework: 40%, Lab Sessions: 20%, Midterm: 10%, Examen Final: 30%. Esto evidentemente es una desventaja para mi, que me paso la semana entera escribiendo deberes y corrigiendolos…

Pues eso, que estoy dedicando casi todo mi Agosto a mantener a cinco personas ocupadas con deberes y exámenes. Y lo más acojonante de todo es que parece que lo disfrutan… im-presionante…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s