Amicus verus rara avis non volatilis (y 2)

“Some people go to priests; others to poetry; I to my friends.”
–Virginia Woolf (a través del personaje Bernard en Las Olas)

Una de las reglas fundamentales que establecí al crear este blog es que nunca hablaría aquí de mi vida personal. La principal razón es que este blog es más columna de opinión que diario personal. Sí, evidentemente cuento cosas que me pasan en mi vida (la uni, mis viajes, etc.), pero sin entrar nunca en asuntos personales: familia, mis amigos, asuntos del corazón, salud, etc. Y, por supuesto, también me parece que mi vida personal unicamente me atañe a mi y a mis allegados, no al público general. También es cierto que en alguna ocasión he escrito algún post que podría calificarse de “personal”, como cuando murió Chispo, algo que me provocó cierto bajón (por cierto, aunque no lo dije en su momento, aprecio y agradezco todas las muestras de apoyo que me dejasteis en los comentarios y por e-mail). Pero vamos, esos posts han sido bastante pocos.

Pues bien, por esta vez, vamos a rebajar un poco el listón (pero sólo un poco, eh). No porque me apetezca hablar de mi vida personal “porque sí”, sino porque me ayudará a hacer una reflexión que espero que os interese o incluso os haga reflexionar también a vosotros. La reflexión es sobre el valor de la amistad y, en menor medida, sobre el efecto que tienen las distancias en una amistad. Hace unos dos años, ya escribí sobre este tema en un post titulado Amicus verus rara avis non volatilis (de ahí que este post sea “y 2”). Ese post era bastante comedido, pero dejaba entrever que la amistad verdadera es algo que valoro y aprecio enormemente.

El detonante de este post es que, recientemente, la vida me ha hecho pasar por uno de esos malos tragos que casi todos tenemos que pasar en algún momento. Os agradecería que no especulaseis (en los comentarios) sobre la naturaleza de ese mal trago aunque, para tranquilidad de todos, sí diré que no es un fallecimiento de alguien cercano a mi. También quiero aclarar que el mal trago ya ha pasado (no es un mal trago “permanente” en plan “tengo cancer” 😛 ) y ahora me encuentro bastante bien (que nadie se piense que estoy medio psicótico ni nada parecido 😀 ) Eso sí, me he pasado varios días sintiendo una intensa mezcla de cabreo (tipo “la vida es una mierda”) y de depresión, y la verdad es que no recuerdo haberme sentido tan mal en mucho tiempo (o en toda mi vida, ahora que lo pienso…).

Claro, siempre que he estado de bajón en el pasado, pues he acudido a mis amigos, que siempre me han ofrecido su apoyo y sus sabios consejos. Pero claro, gran putadón: yo estoy en Chicago, y todos mis amigos cercanos “de toda la vida” están en Bilbao. Aunque tengo amigos aquí en Chicago, la verdad es que no tengo a nadie con quien hablar sobre temas personales. Y es en situaciones como estas en las que me doy cuenta de que tengo unos amigos que no me los merezco… incluso estando a 6500km de distancia, varios amigos en Bilbao me han ofrecido todo su apoyo, a través de llamadas telefónicas, conversaciones por Internet, por e-mail, …. Con tan solo decir “Mira, me ha pasado esto”, me he visto inundado por muestras de apoyo incondicional. No me cabe ninguna duda de que he superado el mal trago más rapidamente y de manera menos traumatica gracias, en gran medida, a tener a alguien a quien contarle mis penas y que, además, te ofrece todo tipo de consejos sobre cómo afrontar el mal trago. Ciertamente, el amigo de verdad es una rara ave que nunca te abandona, incluso cuando tú has volado a nuevos parajes.

Y aquí va mi reflexión: Chicos y chicas, nunca trivialiceis el valor de una buena amistad. Es muy fácil caer en la mentalidad de “yo mismo en mi misma mismidad, y los amigos sólo cuando me convienen” (lo digo porque, hace muchos años, yo era así). Pero, en esta vida, os aseguro que merece la pena dedicar tiempo a formar lazos de amistad genuina con otras personas. Y no me refiero a los lazos de amistad que sólo sirven para tener grupo con quien ir al cine o salir de copas, sino a esos amigos de verdad que te darían un riñón si hiciese falta (bueno, igual no tanto, pero ya me entendeis 😀 ) Cuando pasamos por malos momentos, nuestros amigos están ahí para ayudarnos, apoyarnos, y para hacernos ver que no tenemos por qué afrontar por nuestra cuenta “the slings and arrows of outrageous fortune“. Y en los buenos momentos, están ahi para hacer que nuestros días brillen con aun más fuerza. Así que éste es el consejo que os da el tío Borja: rodearos de buenos amigos y sed buenos a vuestros amigos, y no olvideis que Amici Melior Auro 🙂

Pues eso. He dicho. snif, snif 😀 En fin, al igual que el post que escribí hace dos años, concluyo con unas cuantas lineas de Queen, aunque esta vez de una canción diferente…

It’s so easy now ‘cause you got friends you can trust
Friends will be friends
When you’re in need of love, they give you care and attention
Friends will be friends
When you’re through with life and all hope is lost
Hold out your hands
Friends will be friends right till the end

Friends will be friends – Queen

9 comentarios sobre “Amicus verus rara avis non volatilis (y 2)

  1. Kaixo Borja,

    Me parece super-humano que escribas esto =) Si me pongo a pensarlo creo que eres una de esas personas que destila buen rollo y siembra simpatía por donde pasa, quizás por la naturalidad, igual que otros muchos frikis conocidos del eside =)

    Pero evidentemente, no se puede escribir en el blog como hablarías a un colega que te encuentras por el pasillo, por la sencilla razón de que en internet no puedes elegir quién te escucha.

    Lo cierto es que al final. en nuestro pequeño minimundo de los blogs más cercanos también se crean lazos, de otro tipo pero se crean, y al igual que con una reciente amistad cuando te cuenta algo de importancia y te sientes de confianza, sientes que un paso se ha dado… Yo siento esa pequeña confianza de compartir algo más que hobbies y un mismo entorno =) Por eso digo lo de más humano. A mí personalmente me alegra saber que todo te va viento en popa a nivel profesional y estudiantil =D y una bitácora no tiene por qué hablar de nada más. Pero me alegro de que lo hayas hecho =) Es una de esas re-afirmaciones que sufres en la vida, algo que ya sabías pero que corroboras con más fuerza, y compartir una reflexión y una advertencia… es de buenos amigos =)

    Un besito y me alegro de que esté superado =)**

    Marta.

    PD: Ese eslogan de Deusto modificado xD

    Me gusta

  2. Creo que este es mi primer o segundo post no lo recuerdo, aunque si me puse en contacto contigo para la pass de “borja´s kernel” y para pedirte referencias de algun libro sobre sistemas operativos, ahora me animo a escribirte por este ultimo post….

    No te conozco en persona, ni estoy en el ESIDE, y nunca habia oido hablar de ti (hasta que empeze con tu blog claro esta), he seguido tu blog con mucho interes, tus opiniones, tu vida y en cierta manera y aunque no hablas de tu vida personal te das a conocer…. y cuando conoces a alguien te puede caer o bien o mal o fatal,y en tu caso aqui seguimos leyendo …

    evidentemente en Inet. hay mucho troll suelto, pero tambien hay gente que lee blogs y de esa manera se crean relaciones, y tengo que admitir que tengo amigos a los cuales he conocido mediante sus blogs, quiza no sean de esos con los que me puedo tomar una birra en un bar un dia cualquiera, pero son esos, a los que puedes escribir a cualquier hora y que se que pronto voy a leer su opinion o consejo, con esto quiero decirte que cuidar a los amigos de siempre esta claro y es necesario, pero que en un blog puedes conocer gente valida que puede tambien ayudarte y para eso no hace falta hablar de uno mismo en el blog.

    Saludos desde bilbo y animo!

    To+

    Me gusta

  3. weno, la verdad es que hay muchos tipos de amistades en esta vida :D… y las mas importantes son las que superan estas pruebas de fuego…

    es dificil poder sustituir la charla con cafe por una conversacion por “cliente de mensajeria instantanea” por mucho emoticono que le pongamos…

    pero los amigos estan para las buenas y las malas, para cuando uno tiene problemas con algo, o los tiene la otra persona

    aunque no se lo puedas solcionar, que son los problemas que peor llevamos (los que no tienen solucion) el simple echo de poder soltarlo y que alguien que diga “si, a mi me paso, no estas loco” siempre ayuda, ayuda a sentirte comprendido, a no sentirte solo, y a saber que aunque sigas teniendo un problema tienes un problema y un amigo 😀

    asi que borja suerte con ese asunto :D, ánimo que aqui estaremos para esto y pa lo que venga!!!

    un saludo!

    Me gusta

  4. Trascendiendo al asunto de este artículo, que como dice Marta, es muy humano (y muy de agradecer), decir que me alegro de que te encuentres mejor.

    Por cierto, el otro día en el despacho de Rebeca vi un ejemplar de tu libro. Tiene mejor pinta impreso que “bloggeado” 😀

    Un abrazo y a seguir bien. ¡ Nos vemos en Bilbao !

    Me gusta

  5. Hace bastante que leo tu blog y esta es la primera vez que dejo un comentario. Solo queria decir que me alegro de que haya gente que piense como tú sobre la amistad, que piense que los amigos son un gran apoyo y algo que debemos cuidar como un tesoro. Muchas personas, sobre todo al llegar a ciertas edades tieden a decir que no se puede confiar en los amigos, que al final cada uno va a su bola, etc. Asi que me alegro de oirte hablar de esa forma sobre los amigos y ver que confias en ellos. No creo que se pueda vivir si no tienes nadie en que confiar. Bueno, espero que ese mal trago ya pertenezca al pasado!! Salu2 desde Bilbo!!

    Me gusta

  6. Bueno Borja, estoy seguro que conseguirás superarlo pronto, confía en ti mismo y en tu reloj, porque el tiempo lo cura todo. Si el órgano que se te vio afectado fue el miocardio, te recomiendo que lo dejes en reposo en alguna zona fría de tu casa, en el frigorífico por ejemplo. Luego échate en el sofá y olvídate de él, haz cómo si no existiera. Le un libro, escucha música, repón tus películas favoritas y da una oportunidad a aquellas que nunca conseguiste terminar. También podrías preparar uno de tus postres, pero que alguno que no necesite mermelada de fresa ni nuez moscada.
    Dentro de algunos días te habrás olvidado por completo de tu músculo rosado, entonces abre la nevera y recupéralo, ya estará curado. Recuerda que Lo dejaste al fondo, junto a los yogures de coco.
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s