El terror del bidegorri

Poco después de mudarme a Chicago, me dieron ganas de comprarme una bici. La verdad es que yo nunca he sido muy bicicletero… la última vez que he utilizado una bici con cierta frecuencia fue en mi preadolescencia. Pero es que Chicago es una ciudad muy “bicycle-friendly“, y es muy habitual moverse en bici si no tienes coche, y ultimamente me estaba cansando de tardar 20-30 minutos en llegar del punto A al punto B cuando todos mis amigos con bici llegan en 5 minutos. Así que este fin de semana, por fin, me compré una bici: una flamante Trek 7000.

Moverse en bici por Chicago resulta ser bastante más fácil de lo que cabría esperar. A pesar de que las principales carreteras no tienen espacio reservado especificamente para bicicletas, los coches y las bicis conviven en armonía. Es decir, no te encuentras con conductores cabreados por la presencia de ciclistas y, por su parte, los ciclistas tampoco se creen los amos de la carretera y se mantienen siempre en el lado derecho de la carretera (y, en general, tienen que obedecer las mismas leyes que un coche… nada de saltarse una luz en rojo “porque soy ciclista”). Me parece que sencillamente hay más cultura de moverse en bici, porque el recuerdo que tengo yo de la mayoría de los ciclistas en Getxo (los que van en carretera, no en bidegorri) es de una pandilla de boronos con maillot amarillo que poco podía importarles que compartían la carretera con otros vehiculos. Y en Bilbao ni recuerdo ver a ciclistas por la calle (solo en los bidegorris) Aquí, en cambio, es muy normal ver a gente con bicicleta “de ciudad” en calles grandes y pequeñas, sin ningún accesorio ciclista especial (salvo el casco), que sencillamente intenta llegar del punto A al punto B más rapidamente.

No sé, igual ahora Bilbao es más bici-amigable que antes (corregidme si me equivoco). Pero, ojo, que me refiero a la convivencia de coches y bicis en la misma carretera, no a la presencia de bidegorris (que ya sé que en Bilbao han estado añadiendo bidegorris a diestro y siniestro). A lo que voy es que, en Chicago, la regla es bien sencilla: si puedes conducir un coche por una carretera/calle/etc., también puedes conducir una bicicleta. Esto es por ley: un conductor no puede quejarse de la presencia de bicis, salvo en unas muy contadas excepciones (autopistas, autovías, y un par de “arterias” de la ciudad que son demasiado caoticas para admitir bicicletas).

Eso sí, eso no quiere decir que no haya bidegorris en Chicago. De hecho, hay un bidegorri de casi 20 millas en la orilla del lago Michigan. El sabado, ni corto ni perezoso, empecé a amortizar la bici y me trague 15 millas (unos 24 kilometros) del susodicho paseo. La verdad es que es una pasada… el bidegorri pasa por varios parques y, además, puedes ver todo el “skyline” de Chicago desde buena parte del paseo (la foto está tomada con el movil en la mitad norte del paseo). A ver si algún día me llevo la camara y hago un montón de fotos.

12 comentarios sobre “El terror del bidegorri

  1. bide gorri = camino rojo (en Euskera)

    En Euskadi, los caminos de bicicletas están pintados de rojo (no sé si se utiliza el mismo color en el resto del país), con lo cual son popularmente conocidos por su nombre en Euskera: bidegorri (independientemente de si tu idioma nativo es el Euskera o el Castellano).

    Ahora que lo pienso, hay bastantes términos en Euskera que muchos castellano-parlantes utilizamos día a día sin darnos cuenta de que no tienen mucho sentido fuera de Euskadi 😀 Gaupasa, Jaia, Kalimotxo, … Hmmm, son todo terminos relacionados con irse de juerga xD

    Me gusta

  2. Ahhhh un carril-bici Ok. Si estan pintados de rojo y en mojado llenos de charcos.

    Cuando voy a la uni con la moutain bike y estan mojados tengo que ir por la acera, porque sino me caigo que en mojado no tengo traccion en terreno compacto. jejje.

    Me gusta

  3. Ese cicloborjanet!

    Yo llevo algo más de un año yendo y viniendo en bici a casi todas partes (a la uni siempre) y me parece una gozada. Me pasa exactamente igual que a tí, vivo a 20-30 mins de mi casa, pero en dos ruedas llego en 5 minutos. Además, hago un mínimo de ejercicio y la vida se ve más bonita a 25 Km/h que a 5 😀

    En cuanto a la facilidad de uso de la bici en Bilbao… es un poco culpa de todos que sea tan mala: normalmente después de tener que esquivar a 3 perros, 7 tíos haciendo footing, otros tantos en patines en línea y 3 señoras que no han respetado nuestro semáforo suelo saltarme yo los semáforos de bicis y de coches y mirar con cara de satanás en ayunas al que me berree. Es decir, estamos más en un “sálvese quien pueda” que otra cosa.

    Consejos: al loro si amenaza lluvia, cambia todo, como en la F1 😀 Ahora quizá mires más los partes del tiempo. Si tu bici no tiene guardabarros, píllate unos. Son baratos y fáciles de instalar. También te pueden venir bien unos plastiquitos que hay para los bajos del pantalón (para que no bailen y se te enganchen en la cadena y tal), aunque la solución de meterlos dentro del calcetín da también buenos resultados 😀

    Me gusta

  4. Yo llevo usando bicicleta en Bilbao ya tres años. Al principio nadie solía usarla, pero cada vez se ve más gente por la calle con bicis. Es un medio de transporte alternativo y muy viable para los bilbainos… y encima llegas a casi todos los sitios incluso más rápido que en metro xDDD De sarriko a la universidad tardo sólo 3 minutos, y de sarriko a San Mamés 5. xDDD

    Aún así, lo que me cabrea es que hay muchos conductores que aún no se han dado cuenta de que los bidegorris no son parkings libres…. me pillo un cabreo cuando veo un coche aparcado en medio del carril de bicis…. una vez tuve un accidente por culpa de uno y desde entonces me cabreo aún más…

    La otra pega que le veo es que en invierno, cuando hace mucho frio, todas las extremidades se me conjelan y cuando llego a clase tengo q esperar una horita hasta poder escribir bien xDDD jeje.

    Bueno, suerte con la bici y espero verte por Bilbao con ella cuando vuelvas.

    Me gusta

  5. Weis, me siento completamente identificado. En este ultimo año yo también estoy recuperando “relación” con la bici.

    Lo malo es que en mi caso para llegar a la uni, no me sale del todo rentable. Entre tanta obra y camino alternativo a tomar, casí tardo lo mismo… (vivo bastante cerca, eso si…)

    Me gusta

  6. Llevo tiempo leyendo tu blog y me encanta, algun dia me ire a USA para tratar de aprender un poco del modo de vida que tiene la gente o disfrutar simplemente de un modo de vida diferente del que estoy acostumbrado.

    Cuando estuve en Paris vi mucho lo mismo que comentas tu, la gente en bici por la calle y moviendose a todos lados, junto con el uso decente de los parques y tener todo limpio me parecio increible.

    Luego me imagino aqui, en Vigo, gente en bicicleta como casi es atropellada, no tienen por donde ir, todo tiene cuestas y la gente tira todo por donde cuadra y flipas.

    Me gustaria salir en bici si, pero aqui es jugarte la vida XD

    Me gusta

  7. Yo también, al igual que Txipi, soy de los pocos afortunados que pueden ir a trabajar en bici. Mi inagotable crueldad me hace disfrutar viendo a los pobres conductores que están atascados en sus coches a primera hora de la mañana. Cuando les adelanto con la bici, no puedo evitar mirarles por encima del hombro y poner cara de “Uy, me parece que vas a llegar tarde!!”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s