En los madriles

Ayer llegué a Madrid después de un viaje sin muchas novedades. Aunque habitualmente vuelo con American Airlines o British Airways, no les quedaban plazas para las fechas que me interesaban y al final tuve que volar con KLM. Es la primera vez que volaba con esa compañía y, afortunadamente, resultó ser bastante agradable, aunque sigo prefiriendo AA y BA (donde te ponen un monitor individual en clase turista en los viajes transatlanticos). Mi unica queja (ajena a la aerolinea) es que me tocó sentarme al lado de un crío de cinco años que no paró de moverse ni un puto momento en todo el viaje. Incluso cuando se hizo de noche, el adorable querubín seguía dando la brasa, ocasionalmente pegandome pequeñas patadas en la pierna. Para colmo, al ser un chaval ukraniano, no estaba seguro de si el padre le estaba echando la bronca, o animandole a “seguir estorbando a ese sucio cerdo capitalista”. Afortunadamente, llevé el portatil lleno de episodios de The West Wing, con lo cual tuve entretenimiento garantizado durante unas cuatro horas.

Después de una corta escala en Amsterdam, llegué a Madrid. Después del batacazo que me pegué el año pasado con el cambio de horario, decidí ignorar el típico consejo de “tienes que aguantar despierto lo más posible”. Y una mierda. Después de comer, me fui directo a la cama, dormí una siesta de tres horas para permitir que mi cuerpo empezase a recobrar el sueño perdido, y a la noche conseguí dormir apaciblemente otras cinco horas. Y ahora me encuentro de maravilla (aunque falta por ver que pasa esta noche…)

En fin, no hay mucho más que contar de momento. Un breve aviso: mi número de movil español sigue siendo “el de toda la vida” así que si alguien quiere llamarme, pues eso: al numero de siempre.

Un comentario sobre “En los madriles

  1. una buen truco es una benzodiazepina en vena y alé a dormir como una bebé en el vuelo, en horario español (si es posible), así te vas acostumbrando mientras vuelas y “ganas” un día, aunque eso depende del horario de tu vuelo, claro. Y ojo con la dosis, no sea que te saquen sopa del avión y te lleven a un hospital extranjero y tengas que pedir una hipoteca de la hipoteca para pagar a los médicos, ya sabes consulta a tu médico o farmaceútico.

    A la próxima nos vemos por Madrid.

    Un abrazo y disfruta tu vuelta a casa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s