Sin palabras

Sin palabras. Así me he quedado conforme se han desarrollado los tristes eventos de este día maldito. Como seguramente ya sabe todo el mundo, esta mañana un perturbado (no se me ocurre otra manera de describirlo) se ha liado a tiros en la universidad Virginia Tech, matando a 32 personas. Este es el tiroteo con más muertes en toda la historia de EEUU, más incluso que en el ínfame tiroteo en el instituto de Columbine. Es una masacre, un sinsentido, una barbarie indescriptible…

La culpa de esta desgracia, evidentemente, la tiene el desalmado que, por motivos que aun se desconocen, sesgó a sangre fría la vida de 32 inocentes. Pero no podemos olvidar que EEUU es un país donde es legal comprar y poseer armas de fuego, y que por mucho que los politicuchos insistan en entonar que «Guns don’t kill people; people kill people» («las armas no matan a las personas, las personas matan a las personas»), en el siglo XXI es un anacronismo inexplicable e injustificable que cualquier persona pueda comprar una pistola como quien se compra una barra de pan. Esto tiene su origen en la Segunda Enmienda a la Constitución Americana, que garantiza el derecho de los ciudadanos a portar armas. Es un derecho que tenía mucho sentido a finales del siglo XVIII, cuando EEUU era una nación joven en el que la Ley todavía no llegaba a todos lados, y donde además existía un peligro palpable de que Inglaterra intentase reconquistar EEUU. Más de dos siglos después, la Segunda Enmienda afortunadamente ya no se ve como un derecho ilimitado y existen controles, restricciones, y verificaciones previas a poder comprar un arma, lo que suele prevenir que alguien con historial delictivo compre un arma. Pero esto no previene contra alguien a quien, teniendo un historial limpio, se le cruzan los cables y decide causar una masacre antes de terminar su triste y patética existencia.

Lo que más miedo me da es que esta vez se le han cruzado los cables a alguien de Virginia pero… ¿y si se le hubiesen cruzado a un estudiante de la Universidad de Chicago? Cuando pienso en lo arbitrario que resulta, se me ponen los pelos de punta. Por lo menos me consuela que el estado de Illinois, y la ciudad de Chicago en particular, cuenta con las leyes más restrictivas en materia de control de armas en todo EEUU. De hecho, en Chicago es practicamente imposible conseguir una pistola, y la compra-venta de otros tipos de armas está altamente controlada.

En fin, cada vez que pasa algo así, pierdo un poco más de fe en el futuro de la humanidad…

12 comentarios sobre “Sin palabras

  1. No es verdad que es imposible comprar armas de fuego aquí en Chicago. La realidad es que, porque es posible comprarles en otros lados, no hay ningún método para impedir las criminales. Le Segunda Enmienda es un anacronismo.

    Me gusta

  2. Menos mal que no han dicho que lo que mata no son las balas, sino la velocidad con la que vienen.

    Al final, lo que fastudua es que es el cochino dinero que genera esa industria la que hace que pervivan este tipo de hechos.

    Las pistolas, de juguete, y mejor que ni eso…

    Me gusta

  3. Yo todavía me acuerdo de Bowling for Columbine y a Chris Rock soltando -medio en broma, medio en serio- que lo que no había que hacer era controlar las armas, sino controlar la munición. ¿Quieres una pistola? Bien ¿Quieres una bala? 10.000 $. En fin. Es poco consuelo, pero tarados siempre van a existir en todo el mundo.

    Me gusta

  4. Iba a decir lo mismo que May. El video se puede ver aqui: http://youtube.com/watch?v=juLQBeZXmPU

    A mi lo que realmente me sorprende no es que puedas comprar una pistola, que está mal, si no que puedes comprar todo un rifle…

    En Bowling for Columbine también decían (si no me equivoco) que en Canada había también muchas armas, pero que en cambio, apenas había muertos por armas de fuego.

    Me gusta

  5. Efectivamente, son muy chocantes estos hechos, ya que siempre te puede pasar a ti. Es una locura tener a una gran parte de la población armada -posiblemente no sepan ni cuántas armas hay en circulación-. Además, esto ha pasado ‘cerca’ -para Estados Unidos- de donde estoy estudiando.
    Mi novia me avisaba esta mañana de que después de la tragedia de Columbine hubo bastantes ‘copycats’, y que fue un detonante para que la gente cuasi-perturbada pase a completamente perturbada. Esperemos que no pase nada durante estos días/semanas siguientes. Y que no tengan que pasar mas tragedias como ésta para que decidan de una vez por todas prohibir el mercado de armas. Aunque no tengo mucha fe en ello después de oír a Bush:
    “The president believes that there is a right for people to bear arms, but that all laws must be followed,” Perino said. (Perino is a white house spokeswoman).

    Me gusta

  6. Lo malo es que siempre hay muchos puntos de vista para todo, y uno de ellos, mayoritario(¿?) parece ser este:
    «La culpa se debe a la maldita restricción a la posesión de armas de esa zona, porque sino cualquier estudiante bien armado habría podido acabar con el problema desde el principio».
    Con «Problema» se entiende la vida del asesino… Increible

    Me gusta

  7. Como dice Yuki lo increible no es que te puedas hacer con una pistola, sino que te puedes hacer con cualquier arma de combate con una facilidad pasmosa(rifles, fusiles,uzis,etc…). Ayer mismo estube viendo en un programa donde daban un pequeño documental de la ultima reunion de la ANR y los comentarios de la gente eran alucinantes como: «somos la nacion mas avanzada del mundo ¿como no vamos a poder tener armas para nuestra defensa» juas!! despues de esto comentaba yo con mi novia los attentados que habia habido en los colegios y demas, y hoy toma mas de lo mismo.
    Y ya no solo es esto que tiene repercusion internacional, pero la cantidad de niños que mueren o tienen accidentes por la manipulacion de las armas de sus padres que??

    Me gusta

  8. La verdad, es que, tal y como dices, Borja, pensar en la aletoriedad de los hechos pone los pelos de punta.

    En Japon el ambiente universitario (y mas aun el de los Phd como nosotros) es muy tranquilo y pacifico (aunque claro las cosas nunca pasan hasta que pasan). No me imagino que algo asi pasara por aqui. Seria algo que haria «tambalearse» al estado, y se tomarian medidas tremebundas para que no volviera a suceder.

    Acaso en USA se tomara alguna medida??
    Cuanta gente tiene que morir para que se den cuenta??

    Me gusta

  9. Señores, estamos tratando con el pais que tiene la industria armamentística más desarrollada del mundo mundial (el bloque sovietico está out).
    No va a cambiar nada, ni van a hacer nada para restringir el uso de las armas jamás.
    Y sinceramente creo que no va a ser no porque lo diga la segunda enmienda a la constitución, sino por pura cuestión económica.
    Armas prohibidas, ventas en picado, industria en crisis, puestos de trabajo ?, problema social?. Venden mucho fuera de sus fronteras, claro, pero venden mucho dentro también.
    Triste, muy triste. Por cierto, que veo a mucha gente conocida en este blog (incluso a Xar ;-)).

    Me gusta

  10. Y yo intuyo a una tal R. C. 😉 Lástima encontrarnos en este post concreto…
    Pues sí, como ya nos enseñaba «El señor de la guerra» (gran película, por cierto), la influencia de las armas llega a todas las esferas; está demasiado enquistada en su sociedad como para actuar al respecto.
    Lo que me sigue chocando es que aún argumenten que las armas contribuyen a la seguridad ciudadana (la sensación que me recorre cuando paso por el cuartel de la guardia civil cerca de moyúa no es precisamente de seguridad…)

    Me gusta

  11. Me niego a sentirme más consternado por la ida de olla de un perturbado en Virginia que por los 262 muertos y 747 heridos de la semana pasada en Irak. No me interpretéis mal, no voy del rollo ese de «que se jodan los yankis», es sólo que me quema un poco el brutal despliegue mediático de una noticia como la de Virginia, en la que darán repetidos detalles irrelevantes de cosas como lo que comía, bebía y vestía el coreano. Repetirán tantas veces la noticia en televisión que la gente acabará teniendo la sensación de que ir a la universidad en USA es algo peligroso. Probad a decirles hoy a vuestras madres o padres que os váis a estudiar mañana a una universidad en USA y seguro que alguno os dice «ni te se ocurra, con lo peligroso que es aquello».

    Lo de la posesión de armas está tan arraigado en la cultura de algunos estados de USA que llevará años cambiarlo (si es que algún día se consigue). A los españoles nos sorprende tanto esa actitud como a ellos les sorprende el que permitamos torturar animales en sitios públicos.

    Me gusta

  12. No sé qué decirte, a un amiguete de Algorta que también anda por aquí le pusieron una pipa en el estómago hace una semana, era el Memorial Day. Lo jodido es que fue a mediodía en pleno centro (Adams & Wabash, en la estación de la brown line). Si eso pasa en el centro de una ciudad segura…

    Por cierto, aunque sabía de tu blog desde hace uno o dos años, hasta ahora no me había dado cuenta de que estabas en Chicago. ¡Ya somos unos cuántos bilbotarras por aquí!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s