♫ Yo soy aquel negrito… ♫

En estas fechas solemos recibir en la Universidad de Chicago la visita de “prospective students” (o “prospies”), estudiantes que han sido admitidos en la universidad (tanto para la licenciatura como para los postgrados) y vienen a visitar el campus para conocerlo, ver qué ambiente se respira, etc. (en EEUU los estudiantes suelen solicitar admisión en varias universidades, con lo cual esta visita también sirve para convencerles de que tienen que venir a nuestra universidad). En fin, muchas veces nos piden a los doctorandos que nos reunamos con los “prospies” o que les llevemos a comer o cenar, para desgranar ante ellos las múltiples virtudes de la Universidad de Chicago.

Pues bien, hace un par de semanas me llega un e-mail preguntandome a ver si puedo participar en un panel ante un grupo de estudiantes de Morehouse College. Yo sería el representante de la División de Ciencias Físicas (a la que, extrañamente, pertenece el Departamento de Ciencias de la Computación), y en el panel habría doctorandos de otras divisiones (humanidades, ciencias biológicas, etc.) Eso sí, al parecer los estudiantes no eran prospies, sino unos 40 estudiantes de licenciatura (algunos en su primer año, otros en su ultimo) que simplemente venían de excursión para conocer la universidad y enterarse de cómo es la vida del doctorando (para aquellos que están pensando en hacer un doctorado). Y ojo a la descripción de Morehouse College:

The only all male historically black institution of higher learning in the United States.

Vamos, una universidad donde tradicionalmente solamente admiten a afroamericanos. Cuando leí esto, me pareció curioso, sin más (porque los “prospies” con los que suelo interactuar son siempre blancos; en las ciencias tradicionalmente hemos atraído a muy pocos estudiantes afroamericanos).

Sin embargo, al cabo de unos días nos llega otro e-mail diciendo que al final no necesitan a nadie de nuestro departamento. A pesar de esto, dos días antes de la visita de los estudiantes me llega otro e-mail preguntándome a ver si puedo asistir a otro panel distinto que tendrá lugar a la hora del almuerzo. Que resulta que se liaron al organizar los eventos para la visita, y para el primer panel ya tenían a alguien de la División de Ciencias Físicas pero luego se dieron cuenta que para el panel-almuerzo no, y que la abuela fuma en pipa, etc. En fin, yo digo que sí, que puedo participar.

Pues bien, el día de la visita, me presento puntualmente en la sala donde va a tener lugar el panel-almuerzo. La gente todavía estaba cogiendo comida de un buffet que tenían montado en la sala. A mi alrededor veo que todos los estudiantes, tal y como esperaba, eran negros. Vale, lo dicho, algo curioso, sin más (sobre todo cuando te crías en España, un país en el que la diversidad racial brilla por su ausencia). Pero cuando me dirijo a la mesa donde se sientan los panelistas veo que…

Todos los panelistas también son negros.

En ese momento, me doy cuenta de que, con las prisas por encontrar a un representante de la División de Ciencias Físicas, a alguien se le debió olvidar mencionar a la secretaria de nuestro departamento que buscaban un estudiante negro. Para colmo, tenían una lista de preguntas preparadas para el panel, y una de ellas era:

What is it like to be a student of color at the University of Chicago?

Para colmo de colmos, los estudiantes interesados en las áreas de la División de Ciencias Físicas llegaron 20 minutos tarde al panel, con lo cual ninguna de las preguntas fueron dirigidas a mi, y pasé los primeros 20 minutos en silencio, mi tez blanca nuclear dando el cante bastante entre los panelistas y miembros del público. Afortunadamente, luego salieron preguntas más generales a las que pude contribuir. Y se saltaron la pregunta de “ser un estudiante de color”, menos mal.

En dos palabras: epic fail

4 comentarios sobre “♫ Yo soy aquel negrito… ♫

  1. Y no les enseñaste tu bote de colacao? Ya sabes, muy apropiado y poco incómodo social y racialmente….

    P.D.: Si, lo sé. I’m on Highway to Hell lanzado a todo trapo.

    Me gusta

  2. @Borja: alucinante anécdota, qué puntazo. Leerían Sotomayor y pensarían que eras de algún país indeterminado desde México hasta Argentina y, con suerte, serías casi negro. Experiencias como estas son las que te curten. Igual podrías haber salido con algún buen chiste en plan: “Yo al entrar al doctorado era como Shaquille O’Neil, alto, musculoso y negro… ¡¡¡fijaos en lo que acabaréis convertidos si pretendéis sacaros la tesis!!!). LMAO!!!

    @nitroglicerino: bizarro es un “falso amigo”, en castellano significa algo bastante diferente a “bizarre” 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s