Road Trip 2012 – Día 14 – Zion National Park

Último día en Zion. Hoy he ido a los «Cañones de Kolob«, una zona menos visitada del parque que me recomendaron varias personas.

Sin embargo, como siempre, el parque es gigantesco y no es obvio que parte merece la pena visitar. Así que el primer día en Zion, le pregunté a un «park ranger» a ver si tenía alguna recomendación sobre qué hacer en Kolob si solo voy a estar ahí un día. Me dijo que hay una ruta de senderismo muy popular, la ruta de Taylor Creek. En esta ruta, pasas por dos cabinas construidas en 1930 (que han sido conservadas en su estado original), y culmina en el Double Arch Alchove, una gruta bastante impresionante.

Eso sí, el park ranger me dijo que limitan la cantidad de gente que puede entrar en la ruta, porque es una ruta «salvaje»: no tiene caminos pavimentados y la mayoría de la ruta pasa por naturaleza incorrupta, así que quieren minimizar el impacto humano sobre la ruta. Dijo que se llena rápido, así que es importante llegar pronto. Así que, con ganas de probar una ruta diferente, empiezo el día pronto y me planto en la ruta a las nueve de la mañana, pensando que, sin ser muy pronto, por lo menos no habrán cerrado la ruta y habrá gente merodeando por ella.

Pues no. Llego y soy el único en la ruta:

[simage=844,max,n,center,]

Espero un rato, a ver is llega alguien más. Nada. Así que tengo que decidir si entro yo solo, con el riesgo que ello conlleva, o si sigo esperando (con el riesgo de que igual no viene nadie, y he hecho el viaje en vano). Para colmo, hay un cartel advirtiendo que en esta zona habitan pumas. Cazan de noche y es raro encontrárselos de día. E incluso si te los encuentras de día, al parecer es fácil acojonarlos gritando y tirandoles piedras.

Eso es lo que dice el lado racional de mi cerebro. El otro lado dice «¡PUMAS! ¡JODIDOS GATOS GIGANTES DE LA MONTAÑA! ¡SUPER GATO MIAU DESTRIPA HUMANOS!»

En fin, saco el «bear spray» (que me imagino que será igual de eficaz contra un puma), me lo pongo en el cinturón, listo para utilizar en una fracción de segundo. Me armo de valor, y entro en la ruta.

[simage=845,max,n,center,]

Os voy a ahorrar el suspense, y os digo ya mismo que no me encontré con ningún puma. Eso sí, hubo un momento de acojone en el que oí un ronroneo. Lado racional del cerebro: «Prepárate, súbete a una roca para parecer más alto, y ten la mano en el bear spray». Otro lado: «POR DIOS, Y NI SIQUIERA PUDISTE DESPEDIRTE DE TUS PADRES». Resultó que el ronroneo fue un colibrí. De hecho, me encontré con muchos colibrís en la ruta.

En fin, la ruta en si sigue un arrollo (el «Taylor creek») a lo largo del cañón de Kolob:

[simage=846,max,n,center,][simage=847,max,n,center,][simage=850,max,n,center,]

Vi las cabañas:

[simage=851,max,n,center,][simage=852,max,n,center,]

Y la gruta mereció la pena:

[simage=854,max,n,center,]

No me encontré con nadie de camino a la gruta pero, a la vuelta, parece que ya empezaron a entrar más personas y me encontré con varias familias. La verdad es que, aparte de los paisajes, lo más interesante de la ruta fue la sensación de sentirse solo en medio de la naturaleza, algo que no había sentido en ninguna de las otras rutas que hice en Yellowstone y Zion.

Por cierto, en esta ruta también había muchos lagartos. Uno de ellos incluso fue tan amable de posar para la que, actualmente, es mi foto favorita del road trip:

[simage=855,max,n,center,]

Un comentario sobre “Road Trip 2012 – Día 14 – Zion National Park

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s