Plagio, palabra soez

Es hora de desempolvar un poco el blog. Empiezo con este artículo, «Plagio, palabra soez», que saldrá publicado en breve en la Revista UD, sobre las diferentes atitudes que hay ante el plagio en EEUU y España.

*   *   *

En mis años de estudiante en Deusto, tuve que realizar durante mi segundo año un examen que consistía en la realización de varios programas a pie de máquina en una de las aulas de informática de ESIDE. Durante el examen, un estudiante que no conocía, salvo por haberle visto alguna vez en clase o en los pasillos, me ofreció 2.000 de las antiguas pesetas si le pasaba la solución de uno de los ejercicios en un disquete. Me negué tajantemente y, al cabo de unos minutos, terminé el examen y abandoné el aula.

Unos días después, el profesor de la asignatura, con quién estaba realizando un proyecto de investigación, me informó que había corregido los exámenes, y que había varios exámenes idénticos al mío, y que suponía que el mío era el origen, dado que tengo un estilo de programación un tanto peculiar que él supo reconocer. Le conté lo que ocurrió durante el examen, y supuse que el estudiante que me ofreció las 2.000 pesetas se levantó en medio del examen, se sentó en frente de mi ordenador, birló con un disquete el trabajo que dejé en el ordenador, y se lo pasó a varios de sus compinches. El profesor me otorgó el beneficio de la duda y dijo que interrogaría a los otros estudiantes, sin revelar que había un “examen origen”. Unos días después, me dijo que convocó a los presuntos plagiadores, y les preguntó si podían explicar por qué sus exámenes eran idénticos. No admitieron ninguna culpa, y alegaron que “vamos a la misma academia, y por eso programamos exactamente igual”. Cualquier programador con un mínimo de experiencia sabe que esto es una soberana estupidez, aparte de estadísticamente imposible, con lo cual los otros estudiantes suspendieron y yo fui evaluado sin ninguna penalización.

Unos díez años después, me encontré co-impartiendo una asignatura de bases de datos en la Universidad de Chicago. Corrigiendo uno de los deberes semanales, me encuentro con que el trabajo entregado por un estudiante es sospechosamente similar, aunque no idéntico, al de otro estudiante. El profesor principal de la asignatura convoca a cada uno de los estudiantes por separado, y simplemente les presenta los hechos: sus dos deberes son peculiarmente similares. No idénticos. Simplemente lo suficientemente parecidos como para mosquearnos un poco. El primer estudiante, al oír esto, se echa a llorar y admite entre sollozos que pidió la solución al otro estudiante para utilizarlo como ayuda, pero que originalmente no tenía intención de copiarlo. El otro estudiante confirma esta versión de los hechos. El primer estudiante recibió una amonestación oficial en su expediente y, por motu propio, nos envió una disculpa escrita por la “enorme falta de respeto” que nos había demostrado. El otro estudiante recibió una bronca considerable y recibió un cero en esos deberes.

Ante un caso claro de plagio en un examen, el estudiante español intenta zafarse, mientras que, ante un caso menos claro y en unos deberes que cuentan mucho menos para la nota final, el estudiante estadounidense inmediatamente admite su culpabilidad. ¿Por qué? La razón es muy sencilla: el plagio es anatema en las universidades de Estados Unidos, debido, principalmente, a los severos castigos que se imponen. Un plagio menor (p.ej., en unos deberes) o con atenuantes (p.ej., si el estudiante confiesa el plagio) suele resultar en una amonestación en el expediente, una marca negra que puede dificultar la entrada en postgrados o incluso la búsqueda de empleo. Un plagio mayor (p.ej., si el estudiante no admite su culpabilidad y ésta se demuestra posteriormente ante un comité disciplinario, plagios en un examen, o si el estudiante reincide en el plagio menor) puede resultar en una expulsión. En España, si suspendes por copiar, siempre puedes probar de nuevo en la siguiente convocatoria. En EEUU, se acabó tu carrera universitaria. Puede parecer una medida draconiana, pero es innegable que es efectiva: mientras que en España el plagio es, para el estudiante, otra herramienta más para obtener el aprobado, el plagio en EEUU se ha convertido en un tabú.

Cursillos de Julio 2007 de ESIDE

Un año más, llegan los Cursillos y Charlas de Julio a ESIDE. Son cursillos gratuitos organizados por alumnos y para alumnos y, precisamente por eso, unos cursillos de gran calidad y donde impera, ante todo, el buen rollo y las ganas de aprender y difundir conocimiento. Y si no eres alumno de Deusto, no te preocupes: la inscripción también está abierta a gente externa a la UD (con limitaciones razonable y no-económicas).

Para que os hagais una idea, estos son los cursillos que tendrán lugar este año entre el 2 y el 19 de julio:

  • Desarrollo de aplicaciones con Eclipse
  • Desarrollo de Rich Internet Aplications con OpenLaszlo y Google Web Toolkit
  • Geodatos libres con Open Street Maps
  • Introducción a GNU/Linux para informáticos
  • Introducción a GNU/Linux para no-informáticos
  • Introducción a PHP
  • Introducción a OpenGL Multiplataforma
  • Introducción a Python
  • Programación Orientada a Aspectos con AspectJ
  • Voz sobre IP y Asterisk: The Open Source PBX
  • XHTML y CSS para torpes

También tendrán lugar las siguientes charlas:

  • Actualidad de los lenguajes xbase
  • Data Mining, problemas de clasificación con Weka
  • Grid Computing y Virtualización
  • Lockpicking, hackeando el metal
  • Rediseñando el Hardware
  • Seguridad en redes WiFi
  • Seguridad en VoIP
  • Web Semántica con minúsculas
  • XAML, la nueva forma de programar para Windows Vista

Yo, por mi parte, estaré en Bilbao la segunda semana de julio y daré la charla de Grid Computing y Virtualización el 10 de julio a las 12:00 en la Sala de Videoconferencias (2º piso de ESIDE). La charla proporcionará una breve introducción a la Computación Grid, y tratará sobre los ultimos avances en el uso de tecnologías de virtualización en el ámbito de la Grid (aprovecharé para hablar sobre el proyecto de investigación en el que estoy actualmente involucrado). No es necesario apuntarse para las charlas, pero os agradecemos que os inscribais aquí para que nos hagamos una idea de la asistencia.

Por cierto, los cursillos de julio en ESIDE tienen bastante historia: este ya es el octavo año en el que se organizan! Aprovecho desde aquí para agradecer a toda la gente que se curra la organización de estos cursillos, una labor que me correspondió a mi durante unos cuantos años. Si queréis más detalles sobre cómo surgieron estos cursillos, el año pasado escribí un post en el que, en plan abuelete recordando historias de la guerra, recuento los orígenes de los cursillos.

Cursillos de Julio de ESIDE (y 2)

El post anterior lo dediqué a promocionar los Cursillos y Charlas de Julio 2006 de ESIDE, pero también quería dedicar unas palabras a explicar la relevancia que tienen para mi estos cursillos (y, de paso, proporcionar un poco de historia a aquellos que atendeis los cursillos por primera vez este año). Lo escribo en un artículo aparte para que dichas palabras no se pierdan en lo que era, principalmente, un post publicitario 😉

Los Cursillos de Julio de ESIDE se remontan al año 2000 (efectiviwonder: este ya es el séptimo año en el que se celebran los cursillos). Todo empezó con una conversación en la cafetería de la Casa Vasca, en la que Andoni Eguiluz, Ander Barbier, y yo discutimos la creación de un «grupo de interés» en ESIDE orientado a Internet y Multimedia (que inicialmente se llamo GeiM: Grupo ESIDE de Internet y Multimedia). La primera actividad de este grupo: ofrecer cursillos gratuitos a alumnos de ESIDE. Desde el principio, estaba bien claro cual iba a ser la filosofía de estos cursillos: difundir conocimiento interesante que no forma parte del plan de estudios oficial a alumnos interesados en expandir sus horizontes. En consecuencia, la estrategia era organizar cursillos de 1 semana de duración que proporcionasen a los alumnos los conocimientos fundamentales, para facilitarles que luego aprendan lo demás por su cuenta (al fin y al cabo, los primeros pasos son los más dificiles). Hay que tener en cuenta que, al menos en ESIDE, la única otra opción era (1) apuntarte a un seminario de 4 semanas o (2) aprender por tu cuenta.

Todo esto resultó en el primer cursillo de julio (uno, sólo uno 😛 ). Era un cursillo de Introducción a la Programación Web (HTML, CSS, ASPs + bases de datos) preparado e impartido por mi. Era la primera vez que daba una clase en una universidad (hasta entonces, mi experiencia como orador se limitaba a las presentaciones en clase en el colegio), y estaba acojonado. A-co-jo-na-do. Recuerdo claramente que el primer día empecé mostrando a los alumnos una copia de los apuntes del cursillo, y tuve que dejarlos rapidamente de nuevo en mi mesa porque, al sujetarlos en mi mano, se me notaba el considerable tembleque que tenía. Pero, al final, parece que todo fue bastante bien. Los alumnos, según las encuestas, quedaron satisfechos y, de hecho, de ese grupo surgieron un par de futuros becarios web de la facultad.

A pesar del relativo éxito del cursillo, las actividades del grupo GeiM no despegaron por completo. Idealmente, ibamos a dar cursillos a lo largo de todo el año, pero teníamos las manos atadas por la dificultad de reservar aulas durante el año académico. No obstante, decidimos repetir al verano siguiente, y en 2001 doblamos el número de cursillos: ahora teníamos dos 😛 «Programación Web Básica» y «Programación Web Avanzada» (el segundo cursillo, si no recuerdo mal, incluia más ASPs que el cursillo básico, y un poco de XML). La experiencia, nuevamente, fue muy positiva.

Hasta 2002, los cursillos de julio eran un esfuerzo principalmente unipersonal. Sin embargo, ese año los cursillos de julio cambiaron considerablemente con la llegada de un nuevo «grupo de interés» a ESIDE. A principios de ese año, un grupo de alumnos (entre los que estaba incluido split, que era compañero mío de clase) me comentó que sabían que yo estaba a cargo del GeiM, y que les interesaría tener un grupo similar, pero orientado al software libre. Tras unas cuantas reuniones en las que les comenté los ‘desafíos’ de crear «grupos de interés» en Deusto, nació el e-GHOST. Uno de los primeros objetivos que se planteó el grupo fue organizar cursillos de julio orientados al software libre (Introducción a GNU/Linux, configuración de servidores de e-mail, etc, etc.), lo que añadió cuatro nuevos cursillos, cada uno de una semana de duración:

  • Iniciación a GNU/Linux
  • Administración de Sistemas GNU/Linux
  • Programación en GNU/Linux
  • Conceptos avanzados en GNU/Linux

El GeiM, que por entonces había cambiado su nombre a GedI (Grupo ESIDE de Desarrollo Internet), un acrónimo más friki porque ríma con Jedi, ofreció el cursillo de Introducción a la Programación Web y un nuevo cursillo de Fundamentos de XML. Y, si mal no recuerdo, el grupo de Microsoft también ofreció algún cursillo.

Aunque el 2002 fue el año en el que la complejidad administrativa de los cursillos se multiplicó considerablemente (ya no podíamos pedir a la gente que se apuntase en una hoja de papel, tuvimos que idear un sistema de inscripción por web), el 2003 fue el año en el que the shit hit the fan. Como el tercer acto de una obra de Shakespeare, todo se complicó sobremanera y llegamos a un punto en el que lo mismo seguíamos adelante, o todo se iba directamente a la mierda. Los cursillos ocupaban buena parte del Centro de Cálculo durante julio, y ya no pasaban desapercibidos como un esporadico evento estudiantil. Se les quiso dar un caracter oficial, se nombró a una profesora como coordinadora de los cursillos, y las altas esferas veian como condición sine qua non que se cobrase a los asistentes, aunque fuese una cantidad simbólica. Esto no era del agrado de los profesores de los cursillos (todos alumnos voluntarios), con lo cual el comienzo de la preinscripción se retraso ad nauseam mientras se limaban las diferencias entre las altas esferas y los organizadores de los cursillos (intentando buscar algún tipo de compromiso tipo «Se monta la infraestructura para cobrar, pero la decisión depende de cada profesor», etc.). Al final, casi por decretazo, se anunció que los cursillos procederían y que se cobraría por ellos. Los profesores de los cursillos armaron en cólera, y muchos amenazaron con retirar sus cursillos. La profesora coordinadora, hasta las narices de la situación, decidió retirarse de la coordinación de cursillos. Yo, por mi parte, estaba entre la espada y la pared, como contacto oficioso entre los profesores de cursillos y la Deustocracia, y tuve que hacer las veces de mediador en varias ocasiones.

Al final, tras arduas negociaciones, se alcanzó un compromiso: la organización de los cursillos recaería oficialmente en la Delegación de Alumnos (personificada en el Delegado y Subdelegado de Facultad), a los que se les permitía organizar los cursillos como buenamente quisieran, en consulta con Decanato. Las (cuidadosamente escogidas) palabras (todavía incluidas en la descripción de los cursillos) son: «Esta actividad es coordinada por la Delegación de Alumnos con el apoyo de profesores y de la Facultad de Ingeniería-ESIDE, que anima e impulsa estas actividades facilitando el uso de aulas informatizadas y demás recursos para que su realización sea lo mejor posible.» Todo el embrollo en 2003 se solucionó cuando, acordado el marco en el que vivirían los cursillos, contactamos con la Subdelegada de Facultad (el Delegado de Facultad no estaba disponible), le preguntamos «¿Te parece bien si no se cobra por los cursillos?», ella dijo que le parecia bien, y así se resolvió el embrollo de una vez por todas. Más adelante, se decidió que lo más práctico era que el Delegado de Facultad delegase la coordinación de cursillos en un alumno (el «Coordinador de Cursillos») porque, como pueden confirmar varias personas (eh, Fermat? xD) coordinar los cursillos es todo un marrón 🙂

Por cierto: Los que olvidan la historia están condenados a repetirla, así que (si teneis un rato largo) no dejeis de echarle un vistazo al log que preparó Txipi resumiendo todo lo que ocurrió en la organización de los cursillos de 2003.

De 2004 en adelante, contando con un marco más oficial en el que desarrollar los cursillos, éstos transcurrieron más suavemente, aunque siempre requiriendo una importante labor de organización, docencia, etc. Si mal no recuerdo, el mayor «obstáculo» que tuvimos en 2004 fue el hecho de que había que conseguir tarjetas de aparcamiento para algunos de los alumnos externos (ese año, la universidad limitó el acceso al aparcamiento en el campus), algo bastante light comparado con la tormenta del año anterior. Lo que quiero enfatizar, en cualquier caso, es que si los cursillos siguen adelante es gracias al esfuerzo combinado de muchas personas. En este post, lo he contado principalmente desde mi punto de vista y, aunque fui el coordinador oficioso (y luego oficial) durante cinco años (aunque el último año hice más bien poco, ya que me dediqué principalmente a tutelar a mi «sucesor» ;-), los cursillos no triunfan gracias a una única persona. Si no fuese por la dedicación desinteresada y voluntaria de toda la gente involucrada (profesores, coordinadores, la gente que ayuda a montar las aulas, la gente que cuelga carteles promocionales por todos lados, los alumnos que vienen a los cursillos en verano, etc.), los cursillos no serían lo que son hoy. Y no puedo dejar de sentir admiración por toda esa gente al ver que, desde ese único cursillo en julio de 2000, los Cursillos de Julio han crecido hasta una oferta de 23 cursillos y 5 charlas.

En fin, pues esa es la historia condensada de los Cursillos de Julio. Después de escribirla, me siento como el abuelo del grupo… 😀

Cursillos de Julio de ESIDE

Con un poco de retraso, me uno al frenesí publicitario, y os insto a que le echeis un vistazo a los Cursillos y Charlas de Julio 2006 de ESIDE (la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto). Son cursillos gratuitos organizados por alumnos y para alumnos y, precisamente por eso, unos cursillos de gran calidad y donde impera, ante todo, el buen rollo y las ganas de aprender y difundir conocimiento. Y si no eres alumno de Deusto, no te preocupes: la inscripción también está abierta a gente externa a la UD (con limitaciones razonable y no-económicas).

Para que os hagais una idea, estos son los cursillos que tendrán lugar este año entre el 3 y el 28 de julio:

  • AJAX (JavaSript & XML asíncrono) con Mono y PHP
  • C#
  • Criptografía y certificación: GPG y OpenSSL
  • Diseño gráfico con software libre
  • Edición de documentos con software libre
  • Introducción a GNU/Linux para no-informáticos
  • Introducción a la manipulación del kernel de linux
  • Introducción a la programación 3D con OpenGL bajo GNU/Linux
  • Introducción a la programación con Bluetooth en JAVA
  • Introducción a J2ME
  • Introducción a GNU/Linux para informáticos
  • Introducción a Mono
  • Introducción a Plone
  • Introducción a Python
  • PHP para torpes
  • Programación de aplicaciones gráficas y juegos en J2ME
  • Reflectividad en C++
  • Ruby on Rails
  • Voz sobre IP y Asterisk: The Open Source PBX
  • Web Semántica Práctica
  • Windows Communication Foundation (Indigo)
  • XHTML y CSS para torpes
  • Zope 3

También tendrán lugar las siguientes charlas:

  • Introducción a la programación funcional en Haskell
  • Introducción a OSGI mediante KnopflerFish
  • Introducción al cracking en GNU/Linux
  • Nuevas Perspectivas en Lenguajes de Programación: Teoría de Tipos y Seguridad de Tipos
  • Vim

Barriendo un poco para casa, la charla de Lenguajes de Programación la voy a impartir yo: 10 de julio, a las 12:00 en la Sala de Videoconferencias (2º piso del edificio ESIDE). Si vais a ir a la charla, os recomiendo que intenteis llegar a las 10:00, pues a esa hora tiene lugar una charla sobre Haskell que complementa muy bien mi charla. No es necesario apuntarse para las charlas, pero os agradecemos que os inscribais aquí para que nos hagamos una idea de la asistencia.

Hoy en EL CORREO

Acabo de recibir una llamada de mi padre informandome que hoy salgo en la edición impresa de EL CORREO, con foto y todo. Al parecer, el periodico de hoy incluye un cuadernillo central sobre el 25 Aniversario de ESIDE, y yo figuro en la sección de «Testimonios de antiguos alumnos». Así que ya sabeis, conseguid una copia y mofaros un poco a mi salud 😛

Por cierto, los más Deustenses (los que leeis el BiU y tal) reconocereis que el texto que acompaña mi foto es una síntesis de otros textos que he enviado al BiU y a la Revista UD durante el último año. Para que veais cómo evolucionan las palabras en el medio impresio, este es el texto original que aparecio en el BiU hace unos meses (algunos lo reconocerán como el texto del «buen rollito»):

ESIDE fue mi segundo hogar durante seis años, primero como estudiante de Ingeniería Informática (1998-2003) y luego brevemente como profesor de programación (2003-2004). Ahora estoy haciendo el doctorado en la Universidad de Chicago, y tengo que decir sinceramente que, a pesar de lo increible que resulta estudiar en EEUU, en muchas ocasiones me doy cuenta de que añoro el ambiente que se respiraba en los pasillos de ESIDE. ¿Pero qué diantres tendrá ESIDE que no tiene la prestigiosa Universidad de Chicago? Retrocedamos un poco en el tiempo…

Antes de empezar mis estudios de Ingeniería Informática en Deusto (allá por el año 1998), yo pensaba que la universidad era un lugar donde lo único que haces es estudiar. Estudiar, estudiar, estudiar. “Se acabó lo que se daba”, me dije a mi mismo durante el verano de 1998, imaginando que la universidad sería una especie de cámara de tortura china donde no había sitio para la diversión, sólo para el estudio. Y clases aburridas. Y horribles ogros verdes desempeñando las labores docentes.

Respiré aliviado al descubrir que la Facultad de Ingeniería no es así (aunque sí me topé con más de un ogro verde…). Me encontré con una variada fauna de estudiantes verdaderamente apasionados por la informática. Los informáticos vocacionales eramos una minoría en la facultad, pero entre nosotros se formaba un compañerismo muy fuerte. Y es que cuando juntas a un montón de adolescentes que llevan trasteando con ordenadores desde su tierna infancia, versados en ciencia-ficción y fantasía, algunos con ese punto de revolucionario con ganas de romper con todo, y casi todos con las hormonas como una alarma de incendios… pues se crea un ambiente y un buen rollo muy especial.

En ESIDE podía pararme a hablar con alguien y mantener una larga conversación en la que se intercalan ofuscadas referencias a conceptos informáticos (“Ese tipo de comentarios los envio a /dev/null”, “¡ACK! ¡ACK!”, “…esta versión ejecuta un bucle infinito en 3 segundos”) y enrevesados guiños a películas de ciencia-ficción (haber visto La Guerra de las Galaxias, Tron, y la filmografía completa de Darren Aronofsky -varias veces- es un requisito indispensable para participar en muchas de estas conversación).

En ESIDE muchos de nosotros podíamos dar salida a nuestras inquietudes tecnológicas (todo lo que no nos enseñaban en las aulas) y a nuestro afán por el software libre gracias al e-GHOST, el grupo de Software Libre de la UD (http://www.e-ghost.deusto.es/). Este grupo, por cierto, aunaba a los informáticos más frikis y fanaticos de la facultad…

Y sólo en ESIDE celebramos la impresionante Semana ESIDE (http://www.eside.deusto.es/eventos/semana/), quintaesencia del buen rollito universitario. Un evento en el que muchos profesores estan dispuestos a parodiarse a si mismos en sketches cómicos y en el que los informáticos por fin podemos sentirnos realizados al participar en concursos hechos a nuestra medida (lanzamiento de disquete, Tetris con piezas ‘de verdad’, concursos de Quake, etc.).

Aquí en Chicago, en cambio, no hay conversaciones ofuscadas en los pasillos, ni tenemos nada remotamente parecido a la Semana ESIDE, ni los profesores están dispuestos a hacer el payaso delante de una cámara . Así que, respondiendo a la pregunta que he planteado antes: ¿Qué tiene ESIDE que no tiene la Universidad de Chicago? Bueno rollo, tío, buen rollito…

Más adelante, el texto se recortó para ponerlo en un cuadernillo que repartieron por institutos y tal:

ESIDE fue mi segundo hogar durante seis años, primero como estudiante de Ingeniería Informática y luego brevemente como profesor de programación. Ahora estoy haciendo el doctorado en la Universidad de Chicago, y a pesar de lo increíble que resulta estudiar en Estados Unidos, todavía añoro el ambiente de ESIDE. Por los pasillos de la Facultad te encuentras con gente tan apasionada por la Informática como tú, y puedes dar rienda suelta a tus inquietudes tecnológicas en los grupos y actividades extraescolares, con los profesores, con tus compañeros, etc. ESIDE tiene un ambiente especial que es dificil reproducir, incluso en centros de la talla de la Universidad de Chicago.

Y el texto que aparece en EL CORREO, al parecer, es aun más corto 😉 Gajes del oficio periodistico, me imagino…

En fin, sólo era eso… vamos, que me ha hecho ilusión salir en EL CORREO 😛

V Concurso de Programación Obfuscada

A pesar de encontrarme a 6623 kilometros de la Universidad de Deusto (más o menos), este año vuelvo a organizar el Concurso de Programación Obfuscada en el marco de la Semana ESIDE 2005. Este ya es el quinto año que organizo el concurso, y animo a los frikis deustenses a que hagan gala de sus habilidades obfuscadoras. Para los que no esteis en Deusto, el concurso también está abierto a no-deustenses, aunque no optan a premio (sólo a un bonito diploma). De todas maneras, en este concurso uno no se mete por los premios, ¡sino para ganar frikipuntos e infinite bragging rights!

Pues eso. Aunque no vayais a concursar, echadle un vistazo a web del concurso, donde podreis encontrar los programas ganadores de años pasados (algunos de ellos, verdaderas joyas).

La creciente blogosfera Deustense (y 2)

Desde que escribí el artículo La creciente blogosfera Deustense hace medio año, el número de blogs Deustenses se ha doblado, con lo cual me parece que merece la pena publicar una lista actualizada de blogs escritos por personae Deustensis. Incluyo también enlaces a los feeds XML (RSS, RDF, etc.).

  • Amodio Blog: Weblog donde Bertol nos relata todo por lo que pasa un alumno ‘novato’ de Deusto, junto con otras vivencias personales. Este blog era antes conocido como Estudiante de Deustu y, como dije en el artículo original, es uno de los blogs ‘clásicos’ de la blogosfera Deustense (y uno de mis favoritos). Aunque en la fase Estudiante los artículos se publicaban en castellano, ahora son en Euskera, lo que me da una oportunidad de practicar mi escaso Euskera aunque esté a miles de kilometros de Euskadi 😉
  • Erdi Lurra [feed RDF]: Weblog personal de Txus Sánchez, becario de investigación DELi-ctivo en la Facultad de Informática. Tuve el enorme placer de dirigir a Txus en su Proyecto de Fin Carrera, el exitoso Eclipse Plug-in for GT3.
  • La página telaraña de JosuKa Díaz Labrador: La página de JosuKa está en el limite de lo que podriamos considerar un weblog (no se pueden dejar comentarios, y se actualiza muy poco). Sin embargo, los artículos que escribe JosuKa, junto con gran parte de sus diatribas, no tienen ningún desperdicio, y sería una injusticia no incluir su web en esta lista. No os perdais sus textos sobre Lenguajes y Navegadores y sobre Tipografía… y atentos a las fotos retocadas al final de esta página.
  • Mértola [feed RSS]: Weblog de Joseba Abaitua. Principalmente en castellano, aunque a veces también escribe en inglés y en euskera. Aborda todas las movidas filológico-informáticas en las que está metido Joseba.
  • txerryblog [feed RSS]: Weblog de Txerry, estudiante de 3º de Informática (estudiante mío en Laboratorio de Informática I en 2º de carrera).
  • (a partir de aquí, los blogs nuevos)
  • peti [feed RSS]: Weblog de Peti, estudiante de 3º de Informática (estudiante mío en Laboratorio de Informática I en 2º de carrera).
  • gortz [feed RSS]: Weblog de Gorka, compañero mío de promoción. Al igual que yo, se encuentra perdido por tierras estadounidenses (concretamente en la Universidad de Winthrop en Carolina del Sur), así que en su blog encontrareis interesantes relatos sobre la vida en EEUU.
  • Paradise City [feed Atom]: El Blog de Ignacio Fernandez «MaY». Al igual que Txus, dirigí su Proyecto de Fin de Carrera y actualmente, aparte de currar fuera de la Uni, es una de las personas DELi-ctivas de la Facultad de Informática.
  • ^V^Lady Pain^V^ [feed Atom]: Como dice Lady Pain en su blog: «Alguna vez habeis mezclado el pensamiento gótico, con el eskaut y con el de una friki informática? Pues id planteándoslo… porque aquí me teneis ;)» En su blog encontrareis de todo un poco: vivencias universitarias, artículos frikis, relatos inspirados, etc. Es uno de los blogs que sigo con fruición actualmente.
  • Cymo’s Useless Blog [feed Atom]: El aula 105 de la Facultad de Ingeniería (el aula de Programación) cuenta con una tropa de monitores cuya energía friki combinada es capaz de generar distorsiones en el continuo espacio-tiempo (cualquier persona que haya ido a uno de los «almuerzos» o a alguna de las cenas de la 105 sabe que estar con los monitores de programación es como abandonar nuestro plano de existencia). Si has pasado largas temporadas en ese aula, sin duda sabes quién es Cymo, uno de los principales vortices frik del aula. No os perdais su blog.
  • Suecia [feed Atom]: Y si sabes quién es Cymo, sin duda sabrás quien es Elessar (Iñaki). Actualmente se encuentra en Suecia de Turismus… errr… de Erasmus, y desde su blog nos cuenta sus peripecias por tierras escandinavas.

Finalmente, no olvidemos que Joseba Abaitua integra los weblogs en sus asignaturas de Filología Hispánica/Inglesa/Vasca. De hecho, en una asignatura suya del primer cuatrimestre (Nuevas tecnologías en la sociedad de la información) es obligatorio mantener un weblog para aprobar. Podeis echar un vistazo a los blogs del curso 2003/04 y los del curso 2004/05. Los blogs de este curso no los he estado siguiendo, pero sí estuve siguiendo los del curso pasado (algunos de los cuales siguen activos) y se nota que algunos estudiantes le pillaron el tranquillo a lo de escribir habitualmente en su weblog personal.

En fin, no sé si me dejo algún blog en el tintero. Si hay algún blog escrito por un Deustense (ya sea estudiante, profesor, o ex-alumno/ex-profesor) que no haya mencionado, por favor hacedlo constar en un comentario.

Pasarse al otro bando

Me acabo de dar de morros con la dura realidad de lo que implica ser profesor universitario, cuatro meses después de haber empezado a trabajar. Durante estos últimos cuatro meses, ha sido todo coser y cantar… llevo dando clase unos cuatro años (fuera y dentro de la universidad, pero nunca como profesor profesor), con lo que preparar temarios, ponerme en la tarima a explicar, etc. no me supone ningún trauma.

Sin embargo, este es el primer año que me encargo de una ‘asignatura de teoría’. Así las llamamos en Deusto, también las he oido llamar ‘asignaturas de aula’. Vamos, asignaturas que duran un cuatrimestre entero, se dan en un aula de ‘teoría’ (no de ordenadores) y tienen una evaluación final en forma de examen.

Y aquí viene el quid de la cuestión. El viernes fue el examen de mi asignatura (de programación en C/C++, fue un examen a pie de maquina), y he pasado los últimos días enclaustrado en casa corrigiendo. Para desesperación de mi yo-estudiante, ha suspendido la asignatura el 48% de los alumnos que se han presentado (un porcentaje que, al parecer, es normal en la asignatura). Mi yo-profesor, en cambio, se sentía orgulloso de haber sido justo y de haber aprobado a los/las que han demostrado saber programar en C/C++.

Mi yo-estudiante opina que soy un cabrón, que ya podría aprobar a más gente, que la mitad de mis alumnos/as estarán ahora mismo cagandose en mis muertos y maldiciendo el día que nací, de la misma manera que en la carrera poniamos a parir a un profesor cuando pencaba a alguien.

Por otro lado, mi yo-profesor opina que un docente está obligado moralmente a suspender a quien no demuestre tener unos conocimientos aceptables del temario. Es su deber impedir que alguien progrese por la escala evolutiva de la carrera si no sabe programar. Siempre y cuando la calificación sea justa (en el sentido de justicia: aprueba quien sabe, y suspende quien no sabe), no hay ningún conflicto o razón por la que comerse el tarro.

En definitiva, una situación bastante esquizofrénica, en plan Smeagol/Gollum… Igual el yo-estudiante y el yo-profesor son conciliables, pero algo es innegable: cuando cuelgas en la cartelera una lista de calificaciones que basicamente dice «La mitad de vosotros os vais a pasar agosto estudiando mi asignatura», te das cuenta, sin duda, de que has completado tu paso al otro bando…

Los bloggers del futuro

El otro día comenté, fugazmente en un comentario, que en las titulaciones de filología de la Universidad de Deusto hay una asignatura obligatoria llamada Nuevas tecnologías en la sociedad de la información donde mantener un weblog es uno de los requisitos de la asignatura. Voy a ahondar un poco más en este tema, porque me parece que es algo que me parece ciertamente importante para la blogosfera.

La asignatura la imparte Joseba Abaitua, profesor de Filología en Deusto y seguidor de BorjaNet. En la asignatura se ven todo tipo de cosas del ámbito filológico-informático: hipertexto, edición digital, foros, y weblogs. Y Joseba, por raro que parezca en un filólogo, es fan number one de tecnologías abiertas como XML, ZOPE, LaTeX, etc. y se ha montado para la asignatura un peazo servidor de ZOPE + Squishdot (las mismas tecnologías en las que se apoya BorjaNet). En dicho servidor, cada alumno/a de la asignatura tiene su propio weblog, y para aprobar la asignatura debe escribir un numero mínimo de artículos en su weblog.

El servidor en cuestión es littera.deusto.es, y podeis encontrar la lista de weblogs de los alumnos aquí. Os recomiendo que le echeis un vistazo, porque hay bastantes alumnos/as que han pillado rapidamente lo que es un weblog y podemos encontrar artículos de calidad en sus blogs.

Esto me parece una noticia bastante destacable (y estaría bien que todos hiciesemos eco de ella en nuestros weblogs 🙂 porque me parece que es la primera vez (que yo sepa) que en una asignatura universitaria se trata el tema de los weblogs en tanta profundidad (no solo en teoría, sino también en la práctica). Puede que más de uno se sorprenda de que esto se enseñe en una carrera de letras, pero como ya deje bien claro en mi artículo Homo Informatico-Humanisticum, un weblog tiene tanto de humanistico (filológico) como de informático. El hecho de que se enseñe en una carrera de letras y no en una de ciencias (Informática) me parece una prueba más de que la blogosfera se está convirtiendo en uno de los más importantes medios de expresión del siglo XXI, y no simplemente por razones técnicas, sino más bien por razones humanisticas.

Pues eso, no dejeis de visitar los weblogs de littera, ¡la cantera de los bloggers del futuro! 😀