Visita a Madrid y Bilbao — Verano 2013

*cof* *cof* *cof* Perdón, hace tanto tiempo que no escribo en el blog, que esto está lleno de polvo y telarañas.

En fin, lo de siempre, que ahora estoy más activo en Google+ y blah blah blah. Sin embargo, BorjaNet sigue siendo mi medio de comunicación favorito para mis viajes, sobre todo porque sé que los Deustenses y Bilbotarras todavía me seguís aquí, resistiendo ahora y siempre al invasor.

Pues eso, tras dos años de ausencia, voy a visitar Bilbao en Julio (el año pasado no pude visitar por rollos relacionados con mi visado). Bueno, primero voy a ir San Petersburgo para el Mundial de Programación. Voy a estar ahí del 29 de junio al 5 de julio. Luego estaré en Madrid hasta el 10 de julio. Y luego en Bilbao hasta el 18. Y el 18 me voy a pasar unos días a Escocia, que nunca he estado. Vuelvo a Bilbao el 26, y el 29 me vuelvo para Chicago.

Por cierto, el 17 de julio a las 12:00 daré una charla en la Universidad de Deusto sobre los proyectos de programación que utilizamos en las asignaturas de la Universidad de Chicago. Si os apetece oírme hablar sobre las frikadas docentes que hacemos en Chicago, ya sabéis: Miércoles, 17 de julio, a las 12:00 en la Sala Turing del edificio ESIDE.

Y, por supuesto, en Escocia caerá un post diario sobre mis aventuras por los Highlands. Voy a pasar unos días en Edinburgo, pero también voy a alquilarme un coche para perderme por las tierras del norte. Incluso me voy a escalar Ben Nevis.

También aprovecharé para quedar con los sospechosos habituales. Ya sabéis quienes sois. Si no os he escrito, mandadme un e-mail. Quiero aprovechar los días que estoy en Madrid y Bilbao al máximo, ya que el 29 de julio me convierto en una calabaza. Una calabaza que se vuelve a Chicago y no vuelve hasta, al menos, el verano que viene.

P.D.- Si os preguntáis por qué no he escrito sobre este viaje mucho antes, es porque no me han aprobado mi visado para ir a Rusia hasta hace dos días (tras casi dos meses de tramites). Con lo cual no tenía muy claro si iba a poder viajar o no…

Happy Birthday to me!

Tengo el blog tan descuidado, que casi se me ha pasado escribir el tradicional post cumpleañero (afortunadamente, Loretahur me lo ha recordado a través del Caralibro). Pues eso, otro año más, otra vuelta al sol.

Hoy toca día de vagancia. Las últimas semanas han sido un poco alocadas, porque han coincidido dos eventos importantes: 1) me he comprado un piso en Chicago, con la consiguiente mudanza, y 2) este año la sede Chicaguense de la fase regional del ICPC (el concurso internacional de programación) tuvo lugar ayer en la Universidad de Chicago, con el menda a cargo de organizar el concurso. Hoy es el primer día en varias semanas que voy a poder dedicar exclusivamente al rasquing y tumbing.

Eso sí, al igual que el año pasado, voy a recaudar fondos durante mi cumpleaños para el Trevor Project, una organización que proporciona asistencia a jóvenes gays y lesbianas en EEUU. El año pasado me comprometí a donar $1 por cada $1 que donasen mis amigos (hasta un máximo de $500), y al final acabamos recaudando $2,500.

Este año, ahora que soy una persona más pudiente, me comprometo a donar $1 por cada $1 hasta un máximo de $2,500. Según escribo estas palabras, ya tenemos casi $500 en donaciones, con lo cual el Trevor Project recibirá un total de casi $1,000. Pero todavía queda mucho para llegar a la meta de los $2,500 así que, si queréis desearme un cumpleaños verdaderamente feliz, por favor realizad una donación, por pequeña que sea, aquí:

Online fundraising for Borja's 32nd Birthday Fundraiser

¡Feliz 10º Cumpleaños, BorjaNet!

Casi no me lo puedo creer: hoy BorjaNet cumple diez años. Cuando empecé el blog, todavía era un estudiante de ingeniería informática en la Universidad de Deusto. Desde entonces, hay que ver cuanto ha cambiado mi vida. Resumiendo: me licencié (¿ingeniericé?), trabajé en Deusto como profesor un año, me admitieron en el programa de doctorado en Ciencias de la Computación de la Universidad de Chicago, escribí un libro, me pasé seis años sacandome el doctorado, me doctoré, trabajé un par de años como investigador en la universidad y, desde hace un par de meses, soy Director Asociado del Departamento de Ciencias de la Computación en la Universidad de Chicago.

Joder, la de cosas que han pasado por este blog. En diez años, de estudiante en Deusto a Director Asociado en una de las diez mejores universidades del mundo. A veces casi no me lo creo. Es surreal. ¿Como han podido pasar diez años, y tantas cosas, desde ese primer post?

La Interné también ha cambiado mucho en esos diez años. Cuando empecé a bloguear, los blogs eran lo más parecido que teníamos a una red social. Ahora tenemos el Caralibro, Google+, Twitter, etc. y, como ya he dicho varias veces, estos ultimos años he estado más activo en esas redes y el blog ha sufrido. No obstante, para mi el blog ha dejado de tener ese aspecto social (no nos engañemos, estos últimos años en BorjaNet ya solo comentan los sospechosos habituales de mis años Deustenses). Para mi, el blog se ha convertido en un tesoro biográfico. Cuando leo los posts de hace un año, cinco años, diez años, puedo revivir eventos de mi vida más vivamente, recordando detalles y emociones que se me habían olvidado por completo. Ahora, más que nunca, me alegro de haberme sentado a escribir en el blog cada vez que me entraban ganas de contar alguna historia o relatar algún viaje.

Y parece ser que, a algunas personas que me siguen en este blog, esas vivencias les resultan interesantes, e incluso se animan a comentar sobre ellas. Muchas gracias por aguantarme estos últimos diez años, y ya sabéis que siempre seréis bienvenidos en BorjaNet.

Pues eso, diez años. Canela fina, señora.

Road Trip 2012 – Resumen

Pues ya ha terminado el road trip. La verdad es que me lo he pasado pipa y he vuelto a Chicago con las baterías completamente recargadas. Como colofón, aquí van unos cuantos datos interesantes sobre el viaje:

  • Distancia recorrida en coche (según el odómetro): 7,691.68 km.

    Aquí tenéis el itinerario que puse en mi primer post sobre el road trip:

    Para poner esas distancias en términos más europeos, 7,500 km viene a ser la distancia en coche desde el kilómetro cero de Madrid hasta Dubai:

  • Consumo de gasolina: 503.68 litros con una media de 6.55 L/100km
  • Precio medio de la gasolina: $0.98 (0.80€) por litro
  • Altitud máxima (en coche): 3515.19 m

    De hecho, gracias a esta web he podido preparar este interesante gráfico que muestra los cambios de altitud a lo largo del road trip:

  • Altitud máxima (a pie): 3,122 m en el Monte Washburn de Yellowstone National Park:

    [simage=761,max,n,center,]

  • Lecciones aprendidas para el próximo road trip:
    • Llevar comidas precocinadas en el coche (del tipo que no tiene que estar congeladas, y basta con añadirles agua y ponerlas en el microondas). Cuando estaba en una de las escalas “grandes” (Yellowstone, Zion, etc.) no tenía problema en buscarme la vida para cenar a la noche. Sin embargo, en las escalas técnicas (donde solo pasaba la noche en un motel de carretera de camino a otro destino), tras pasarme el día entero conduciendo lo último que me apetecía era buscar (y conducir a) un sitio donde comer. E, incluso si me basta con un poco de comida basura, en algunas ciudades pequeñas es difícil encontrar incluso eso.
    • Relacionado con lo anterior, llevar cubiertos. Una noche me pillé “take out” de un restaurante y, al llegar al motel, me di cuenta de que no habían incluido cubiertos de plástico. Fue una cena… interesante.
    • Comprar un “hydration pack”. Son mochilas que incorporan un tanque de agua con un tubo para beber directamente del tanque sin tener que quitarte la mochila, abrir una botella, etc. No tenía ni idea de que existían, pero al hacer senderismo me encontré con varias personas que llevaban mochilas de este tipo. Menudo invento… claramente mucho mejor que llevar varias botellas de agua en la mochila.
    • Me gustaría tener un “dash cam”, una camara que se monta detrás el parabrisas, y que toma una foto periódicamente (p.ej., cada 30 segundos) o cuando yo explicitamente quiera tomar una foto. La razón es que, al conducir, me encontré tanto con paisajes impresionantes como con cosas muy peculiares (como los carteles anti-aborto en Kansas), y no iba a parar en medio de la autopista solo para tomar esa foto. Aparte, si el dispositivo hace fotos cada 30 segundos, se puede hacer un vídeo con esas fotos. Sería un resumen fantástico del road trip.
  • Lo mejor: Los paisajes. Que pasada. Toda la zona de las “rockies” es impresionante. Si alguna vez queréis visitar EEUU y os apetece ver algo menos “típico” pero quintesencialmente americano, echadle un vistazo a los parques naturales: Yellowstone, Zion, Grand Canyon, etc.
  • Lo peor: A diferencia del road trip de 2010, en este viaje solo conocía a gente en una de las escalas (en Dakota del Sur). En 2010, en todas las paradas (salvo en Boulder y las escalas técnicas) conocía a gente que, no solo proporcionaron un lugar donde dormir, también fueron unos guías fantásticos. En este viaje, lo de quedarse en hoteles y moteles impersonales acabó resultando un poco cansino, y muchas veces echaba en falta una opinión experta sobre qué lugares visitar, etc.

    Vamos, tampoco voy a limitarme a destinos donde conozca gente, pero es algo que tener en cuenta al planificar futuros road trips.

  • Fotos favoritas:

    [simage=672,max,n,center,][simage=678,max,n,center,][simage=688,max,n,center,][simage=689,max,n,center,][simage=692,max,n,center,][simage=700,max,n,center,][simage=701,max,n,center,][simage=795,max,n,center,][simage=710,max,n,center,][simage=715,max,n,center,][simage=733,max,n,center,][simage=771,max,n,center,][simage=808,max,n,center,][simage=812,max,n,center,][simage=824,max,n,center,][simage=825,max,n,center,][simage=855,max,n,center,]

En fin, lo dicho, que ha sido una pasada de viaje. Y lo mejor de todo es que sigo teniendo unas ganas enormes de hacer más road trips. Seguro que dentro de un par de años cae otro.

Road Trip 2012 – Día 19 – Kansas City, MO -> Chicago, IL

Pues ya está. Se acabó el road trip. Hace un par de horas he llegado a Chicago, y estoy un poco molido. Hoy ha sido un día al volante, con la excepción de una parada en Hannibal, Missouri, ciudad donde creció Mark Twain. Tienen un museo y su casa. Está bien, pero nada del otro jueves. Pero como pillaba de camino, y Mark Twain es un escritor tan quintesencialmente Americano, pues tenía que caer una visita.

En fin, lo dicho, que estoy molido. Voy a ver si este fin de semana escribo un post resumen del road trip.

Road Trip 2012 – Día 18 – Kansas City, MO

Segundo día en Kansas City. Hoy he ido al Museo Presidencial de Harry Truman, el 33º Presidente de los EEUU. ¿Por qué? Pues porque Truman es uno de mis presidentes favoritos (junto a Theodore Roosevelt). Su historia personal es fascinante, ya que es (en mi opinión) la última persona “común” en ocupar la presidencia. Empezó como un don nadie y fue escalando poco a poco hasta ser presidente de los EEUU. Y no escalo desde una posición de privilegio: Truman no tenía estudios universitarios, y pasó muchos años en empleos precarios hasta que, por una serie de coincidencias, acabó involucrado en el mundo político. Después de Truman, todos los ocupantes de la Casa Blanca han sido personas bastante privilegiadas, ya sea por sus circunstancias familiares o por su educación.

En fin, sabiendo que su museo estaba aquí, no podía perdérmelo. No defraudó, ya que está muy bien estructurado, narrando su presidencia por medio de todo tipo de artefactos, extractos de prensa, videos, etc. de la época. Incluso aprendí algunas cosas que no sabía sobre Truman, sobre todo lo involucrado que estuvo con su Museo Presidencial. Tenía una oficina en el museo, en el que trabajaba cinco o seis días a la semana, e incluso daba tours ocasionalmente a turistas. ¿Os imagináis a Clinton o Bush haciendo lo mismo hoy en día?

Terminé la visita al museo sobre la una de la tarde y el resto del día… nada. No es que no hubiese cosas que hacer en Kansas City (hay un museo espectacular de la Primera Guerra Mundial que me apetecía mucho), pero la verdad es que, con el final del road trip (y mis vacaciones) tan cerca, lo que me apetecía era rasquing y tumbing. Así que fui al hotel y me pegué una siesta épica de dos horas.

Eso sí, para cenar salí del hotel y volví a degustar la comida barbacoa de Kansas City:

[simage=893,max,n,center,]

Sandwich de “pulled pork” absolutamente atómico. Fui incapaz de terminarmelo. Pero no veas lo bien que dormí.